Mi Carrito

La temperatura ideal para tomarte un vino

Publicado por en

Dependiendo del origen, el viñedo, la cepa, la elaboración y de incontables factores más, los vinos son muy distintos entre sí. Entonces, también es lógico que no todos los estilos de vinos se beban a la misma temperatura.

¿A qué temperatura se toma un vino?

A la hora de disfrutar de una copa de vino, que la temperatura de servicio sea la adecuada no es un dato menor, sino que es algo que mejora la experiencia por completo.

Es que cuanta más temperatura tiene el vino, más intensamente se perciben los aromas a frutas y el alcohol, y el vino se siente más goloso y ancho en boca.

Asimismo, cuanto menor sea la temperatura, los aromas se desprenden menos, se aquietan los sabores en el paladar, y los taninos y la astringencia se potencian.

¿Con qué temperatura conviene servir el vino tinto?

Los vinos tintos se beben a mayor temperatura que los blancos, rosados y espumantes. Durante su elaboración, estos ejemplares se fermentan con las pieles y semillas de las uvas, por lo que se extraen durante la fermentación los compuestos conocidos como taninos.

 Asimismo, aquellos vinos que son criados en barricas también cuentan con el aporte de taninos por parte del roble.

Si los vinos tintos se beben muy fríos los taninos resultarán amargos; por eso, los vinos tintos que tienen estructura, color  y -principalmente- taninos se toman a temperaturas más cálidas, para que estos compuestos no se vuelvan astringentes.

Las temperaturas ideales de servicio de los vinos tintos son las siguientes:

 

  • Vinos dulces tintos (fortificados): entre 18 y 19°C
  • Tintos de guarda: entre 16 y 17°C
  • Tintos jóvenes: entre 14 y 15°C

 ¿A qué temperatura se bebe el vino blanco?

 A diferencia de los tintos, los vinos blancos se beben a menor temperatura.

 Durante su elaboración los blancos se fermentan sin la presencia de las pieles de las uvas u hollejos, por eso, se pueden tomar más fríos por ser vinos más ligeros, frescos, aromáticos y sin presencia de taninos.

 Las temperaturas ideales de servicio de los vinos blancos son las siguientes:

 

  • Blancos de guarda y gran volumen: entre 9 y 11°C
  • Blancos de cosecha tardía: entre 8 y 10°C
  • Blancos jóvenes de cuerpo medio: entre 9 y 10°C
  • Blancos frutados y livianos: entre 7 y 9°C

 

¿A qué temperatura se toma el vino rosado?

 El vino rosado es nada más y nada menos que un vino tinto con poca maceración.

 

Cuando la maceración de los hollejos de las uvas negras dura sólo un día, el color del jugo será apenas tenue y el resultado: un vino rosado. Por sus maceraciones atenuadas, en estos vinos prácticamente no hay presencia de taninos; por eso, la temperatura adecuada para beber un rosado es menor que la de los tintos pero mayor que la de los blancos más livianos.

La temperatura ideal de servicio de los vinos rosados es la siguiente:

 

  • Rosados: entre 9 y 11°C

 

¿A qué temperatura se disfrutan mejor los espumantes?

 

En el caso de los espumantes, si se sirven por debajo de los 6°C se aprecian mucho menos sus aromas, mientras que por encima de los 8°C sólo resaltarán las notas menos elegantes, propias de la fermentación.


La temperatura ideal para el servicio de espumantes es, entonces, la siguiente:

  • Espumantes: entre 6 y 8°C

 

¿Cómo cambiar la temperatura del vino?

 

Si el vino llega a la mesa con más o menos temperatura que la deseada, basta con tener en cuenta algunos tips para solucionarlo y poder disfrutar de cada ejemplar en su máxima expresión.

 

¿Cómo enfriar un vino?

 

Existen dos maneras simples de enfríar un vino:

 

  • Si la temperatura del vino es mayor a la indicada, lo más efectivo e inmediato es dejarlo unos minutos en una frapera con abundante hielo, agua y sal (es conductora de temperatura).
  • Es muy importante tener en cuenta que por más apurados que estemos, el vino no se debe enfriar jamás en el freezer. A los tintos y blancos hay que darles tiempo, como a casi todas las mejores cosas de la vida.

¿Cómo subir la temperatura de un vino?

 

Caso contrario, si el vino llega a la mesa muy frío, lo mejor es servirse una copa y contenerla entre ambas manos durante algunos minutos para transmitirle la temperatura corporal.

 

¿Cómo controlar la temperatura del vino?

 

Si bien existen termómetros especiales para controlar o medir la temperatura del vino, siempre el gusto de quienes lo disfrutan es el mejor parámetro para la degustación. A la temperatura indicada, el vino se disfrutará más y mejor.

 

Temperatura ideal de los vinos por variedad

 

Malbec: 16°C

Merlot: 16°C

Cabernet Sauvignon: 17°C

Pinot Noir: 15°C

Syrah: 16°C

Tempranillo: 15°C

Chardonnay: 11°C

Sauvignon Blanc: 9°C

Moscato Bianco: 9°C

Chenin Blanc: 9°C

Torrontés: 9°C

 


Publicación más antigua Publicación más reciente