Bodegas y vinos sustentables

La vitivinicultura sustentable intenta minimizar el impacto ambiental de la actividad sobre el medioambiente y los recursos naturales. 

La sustentabilidad es un concepto cada vez más importante para todas las industrias y actividades económicas del mundo. En este sentido, la palabra sustentabilidad se refiere a algo que se puede sostener a lo largo del tiempo sin agotar sus recursos o perjudicar el medio ambiente. 

Por lo tanto, trabajar de forma sustentable implica un compromiso a futuro para que las próximas generaciones puedan seguir cuidando y aprovechando los recursos naturales tal como lo hacemos hoy en día. 

¿Cuándo se considera que una bodega es sustentable?

Una bodega es sustentable cuando se realiza una gestión sostenible de los procesos productivos, basada en un equilibrio entre las dimensiones económicas, sociales y ambientales que están involucradas en la actividad vitivinícola.

La vitivinicultura sustentable intenta, entonces, minimizar el impacto ambiental de la actividad sobre el medioambiente y los recursos naturales. 

¿Qué pautas debe cumplir una bodega para ser sustentable?

Algunas de las pautas más importantes para que una bodega sea sustentable son las siguientes:

  • Aplicar las mejores prácticas posibles de conservación ambiental, minimizando y compensando los impactos de sus acciones.
  • Promover programas de sensibilización y capacitación, buscando concientizar a cada miembro de la empresa y a toda la cadena de valor en relación al cuidado del medioambiente y los recursos naturales.
  • Trabajar como agentes activos en la construcción de una cultura corporativa comprometida con la sustentabilidad y responsable hacia el medioambiente.

¿Qué prácticas sustentables se realizan en Bodegas Bianchi?

En Bodegas Bianchi llevamos adelante distintas prácticas sustentables para minimizar el impacto de nuestro trabajo sobre el medio ambiente. Las más importantes son:

  • Manejo del agua: Los impactos relacionados con el agua están identificados y cuantificados a través de un programa de gestión que contempla medidas de control y de acción frente al consumo del agua. Tenemos instalados caudalímetros en distintos sectores de la bodega que nos permiten llevar un indicador y fijar objetivos de consumo consciente. Además, mediante la incorporación de nuevas tecnologías moderamos el uso de agua en lavado de tanques, equipos y pisos. Por último, en las fincas se mejoró la eficiencia del uso de agua por la incorporación de riego por goteo y a través de estudios para optimizar el consumo de agua para riego.
  • Gestión de residuos: La misma se realiza en forma diferenciada. Para los residuos sólidos urbanos se tiene contratada una empresa que los retira y transporta hasta el vertedero municipal. Los residuos de la producción (scrap) son principalmente vidrio, cartón, papel y plástico; entre ellos, el vidrio generado como residuo es enviado a cristalería para reciclado, mientras que el resto es dirigido hacia una empresa local que se encarga de reciclarlos. Por su parte, los residuos orgánicos generados durante la poda son utilizados como abono para las fincas, reduciendo así el uso de fertilizantes sintéticos. También los residuos generados durante la época de molienda son utilizados como fertilizante natural en los viñedos. Finalmente, el 100% del efluente líquido generado en bodega es tratado y enviado a reutilización agrícola para regar una plantación de tres hectáreas de olivos en la bodega de San Rafael y una hectárea y media de nogales en la bodega de Valle Uco.
  • Eficiencia energética: Desde el año 2012 estamos realizando mediciones de consumo general y en 2017 incorporamos un software que permite hacer las mediciones por sector para establecer objetivos de consumo. Los indicadores muestran que en el periodo 2019-2020 se disminuyó el consumo general en un 6,65 %. Esto se logró con la compra de un equipo de frío nuevo que ahorra en promedio un 20% de consumo energético, la instalación de un sistema automático de bombeo en el sistema de refrigeración y aislación de cañerías, y el reemplazo de luces por luminarias leds. En este sentido, nuestro objetivo para 2021 es reducir el consumo eléctrico en un 5% respecto al período anterior. 
  • Elaboración del vino: Nuestro plan estratégico de inocuidad y cultura de calidad está compuesto por una serie de protocolos, controles y sistemas de verificación internos y externos, los cuales son validados por las certificaciones y estándares internacionales. Esto nos asegura un proceso controlado y trazable desde el ingreso de materia prima a la bodega hasta la finalización del producto, cuidando y priorizando en todo el proceso la calidad e inocuidad del vino. Prestamos especial atención a la selección de insumos y materiales para el consumidor y revisamos detalladamente su fuente, calidad y seguridad.

¿Cómo afecta a las ventas de un vino ser elaborado por una bodega sustentable?

Las prácticas sustentables de las bodegas mejoran la competitividad y el valor agregado de sus vinos. El interés por el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad ha llevado a que muchos consumidores privilegian en sus elecciones aquellos productos amigables con el medio ambiente. En los últimos años, esta tendencia se consolidó especialmente en Estados Unidos y países productores de Europa, donde los consumidores reconocen el compromiso de las bodegas con el medio ambiente y su responsabilidad social.

¿Qué es el Protocolo de Autoevaluación de Sustentabilidad Vitivinícola de Bodegas?

Es un documento desarrollado por un equipo técnico de bodegas que integran la Comisión de Sustentabilidad de Bodegas de Argentina con la colaboración de instituciones especializadas. Este Protocolo funciona como una herramienta para que las bodegas realicen voluntariamente una autoevaluación de diversos parámetros relacionados con la sustentabilidad de su actividad e identifiquen oportunidades de mejora. 

El Protocolo coloca a la vitivinicultura argentina en el más alto nivel en la gestión de la sustentabilidad, y contribuye a mejorar la competitividad de nuestros vinos en los mercados mundiales.

¿Es Bodegas Bianchi una bodega sustentable?

Bodegas Bianchi es una bodega sustentable en la que día a día trabajamos para satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras. Así, nos actualizamos y capacitamos constantemente a nuestro equipo en temas de inocuidad, calidad y sustentabilidad para llegar mucho más lejos en términos de ecología, cuidado y respeto por el medioambiente.