Mi Carrito

Calicatas: Qué son y para qué sirven

Publicado por en

Las calicatas son excavaciones de las que se sirven los agrónomos y enólogos para estudiar un factor que es fundamental en la elaboración de vinos de calidad: la relación que hay entre las raíces de las vides y el perfil de suelo en el que están implantadas.

En Argentina, especialmente en Mendoza, los componentes del suelo son muy heterogéneos, cambian de un cuadro o lote a otro de la finca, y la relación de estos elementos con las raíces de las plantas son determinantes para las características de las uvas que más tarde se van a imprimir en el carácter y la personalidad de los vinos.

Calicata Valle de UCO

En nuestro país los suelos son aluviales, formados por desprendimientos de la Cordillera de los Andes, por lo tanto su composición varía en suelos arenosos, limosos, francos, arcillosos, pedregosos y con componentes calcáreos, entre muchos otros tipos existentes. La relación de las raíces de las plantas con ese perfil de suelo determinado es trascendental para las uvas que allí nacen y para los vinos que con ellas se elaboran, porque las raíces se nutren de los compuestos del suelo que les aporta atributos e identidad a los tintos y blancos.

Qué son las calicatas

Técnicamente, las calicatas son pozos que se cavan junto a las hileras de viñedos, al costado de las plantas, para poder apreciar la relación entre las raíces de las plantas y el suelo. Se trata de excavaciones de alrededor de un metro de profundidad por dos metros de largo en las que los agrónomos ingresan -con sus martillos de geólogos- para estudiar el perfil de suelo y su impacto sobre las vides.

Hacer calicatas en el viñedo es una de las técnicas agronómicas que están de moda en todo el mundo, sobre todo por la relevancia que se le otorgó en los últimos años a los vinos de terruño, en los cuales el suelo y el clima tienen una incidencia especialmente determinante.

Calicata Bodegas Enzo Bianchi

Para qué sirven las calicatas en viñedos

Las calicatas sirven principalmente para estudiar la relación que hay entre el sistema radicular de la planta y los componentes del suelo. Conocer esta composición antes de plantar las vides permitirá a los agrónomos planificar el viñedo de la mejor manera para aprovechar al máximo todo el potencial del suelo, definir qué variedades se van a plantar en cada lote de la finca y conocer cuáles son los lotes que van a dar la más alta calidad.

Hace solo 15 años estás prácticas de agronomía de precisión eran consideradas algo extravagante, sin embargo, actualmente todas las bodegas realizan estas excavaciones para conocer minuciosamente cómo es el suelo en un cuadro determinado. Hoy, para los agrónomos es impensable plantar un nuevo viñedo y elegir qué variedades formarán parte del mismo sin hacer una calicata para conocer en profundidad ese perfil de suelo.

Qué tipo de suelos hay en Argentina

Los suelos en Argentina son aluviales, fueron conformados a partir de sedimentos de la Cordillera de los Andes que se han ido derrumbando y han formado los suelos por aluviones. Son suelos pobres y con muy poca presencia de materia orgánica, ideales para el cultivo de la vid.

La composición del suelo es trascendental para la identidad que desarrollará un vino. Los vinos son más redondos, con notas calcáreas o más ácidos –entre muchos otros atributos- según el perfil de suelo en el que nazcan sus frutos.

En los terruños de Argentina se distinguen distintos perfiles de suelos:

Francos
Franco-arenosos
Arenosos
Arcillosos
Pedregosos
Con presencia de carbonato de calcio

 ¿Cuántas calicatas se recomienda hacer por hectárea?

En nuestro país los suelos son muy desiguales, es decir, que en una misma finca se pueden encontrar perfiles de suelo muy diversos entre sí. Existen viñedos en los que un cuadro es de una manera y el siguiente es absolutamente distinto, por lo cual, los agrónomos analizan la composición de los suelos y así evalúan que cantidad de calicatas harán en una hectárea determinada dependiendo de sus necesidades.

Mil Piedras

¿En qué situaciones conviene hacer calicatas?

Hay distintas situaciones en las que los agrónomos se sirven de las calicatas para estudiar los suelos de una finca:

Antes de plantar un nuevo viñedo, para elegir dónde y qué variedades implantar.
Cuando las uvas de un lote determinado dentro de una finca presentan ciertas características –tanto en el volumen productivo como en su carácter- que las hacen diferentes al resto.
Cuando se quiere conocer la calidad que se puede llegar a obtener en las uvas de una finca antes de comprar una propiedad.

¿Qué resultados se obtienen con estas prácticas?

El resultado general que se obtiene del trabajo con calicatas es profundizar el conocimiento del suelo de los distintos lotes de una finca.

Las calicatas permiten a los agrónomos tener un panorama claro de las distintas zonas de una finca y qué lotes son más aptos para potenciar la calidad de un cepaje determinado.


Publicación más antigua Publicación más reciente