Mi Carrito

Todo Sobre el Chardonnay

Publicado por en

El Chardonnay es un cepaje oriundo de la afamada región vitivinícola de Borgoña, situada en el este de Francia, sin embargo, actualmente está extendido en la gran mayoría de las zonas productoras de vino del Viejo y el Nuevo Mundo.

Por su versatilidad y las distintas características que desarrolla, dependiendo del terruño y la forma de vinificación, esta variedad es una gran puerta de entrada al mundo del vino, ya que con ella se elaboran blancos de estilos muy diferentes que seducen a distintos perfiles de consumidores.

¿Cómo es el Chardonnay?

Dependiendo del terruño en el que nazca, y principalmente, de cómo se lo elabore, el Chardonnay puede desarrollar un acentuado perfil tropical o uno más mineral. De ambas formas, sus aromas remiten a la lima, la mandarina, el melón, las frutas tropicales y los minerales. En cualquiera de sus versiones este cepaje es tan rotundo que no se puede probar ningún tinto luego de haber bebido una copa de este blanco: en la boca toca todas las papilas gustativas, la impregna con su sabor.

El paso por madera de esta variedad también es muy interesante, ya que le aporta un pequeño porcentaje de taninos, un antioxidante poderoso que prácticamente no se encuentra en los blancos. Sin embargo, para hacer un Chardonnay de alta calidad con paso por barricas se necesita contar con un viñedo muy estructurado y equilibrado.

Características del vino Chardonnay

Actualmente, en la Argentina podemos distinguir dos estilos de Chardonnay sumamente diferentes entre sí:

  •   Frescos y livianos: Son vinos jóvenes, frutales, sutiles, con una acidez pronunciada y un buen equilibrio en boca; ejemplares de consumo casual, perfectos para beber como aperitivo. Fáciles de beber y de disfrutar, un estilo de vino que se repite en muchas zonas productoras del mundo y que cualquier persona lo disfruta.

  •  Redondos y voluminosos: Esta categoría es la de los blancos anchos en boca y corpulentos, en el buen sentido de la palabra: vinos que tocan cada papila gustativa. En nuestro país, su principal exponente es el típico Chardonnay con paso por roble. Son vinos más maduros, con elegancia, buen volumen y estructura. Ejemplares más serios, sobrios y complejos, que cautivaron y aún cautivan a gran parte de los consumidores.

¿Con qué comidas marida un Chardonnay?

Al ofrecer distintos estilos de vinos, el Chardonnay marida con un sinfín de platos para acompañar distintas ocasiones de consumo:

  • Los ejemplares frescos y jóvenes armonizan muy bien con comidas livianas y rápidas como sushi, pescados grillados, frutos de mar, ensaladas con salmón y sándwichs a base de pollo.

  • Los redondos y voluminosos, con paso por madera, son grandes acompañantes de los pescados grasos, gyozas de cerdo y piezas de sushi fritas. Asimismo, combinan muy bien con los chorizos y mollejas que dan inicio a un asado.

¿Cómo se recomienda beber un vino Chardonnay?

El estilo de vino también determina la temperatura de servicio sugerida para el Chardonnay. Mientras los ejemplares frescos y livianos se beben entre 7 y 9°C, los redondos de gran volumen se deben consumir entre 9 y 12°C. Los espumantes a base de Chardonnay se beben incluso más fríos que los vinos tranquilos: entre 6 y 8°C.

¿Qué es el Chardonnay Sour y cómo prepararlo?

Inspirado en el Pisco Sour, el cóctel más famoso del Perú, el Chardonnay Sour es un trago a base de vino blanco perfecto para disfrutar en primavera.

Sus ingredientes son: 3 medidas de Chardonnay joven, 1 medida de jugo de limón, 1 medida de jarabe de goma, 1 cucharadita de clara de huevo y hielo a gusto.

Para prepararlo, basta con colocar todos los ingredientes en una coctelera y agitarla hasta que se integren. Servir en una copa de vino y decorar con una cáscara de limón. 

Vinos recomendados

Para conocer los distintos estilos de Chardonnay, recomendamos probar los siguientes vinos:

  • Bianchi Varietales Chardonnay: Este blanco se destaca por su intensidad aromática, su frescura y sus dejos a frutas frescas como manzana verde, cítricos muy bien balanceados y toques tropicales. Es fresco, con una leve sensación de dulzura, una acidez vibrante, volumen y estructura media. Es un vino ideal para disfrutar como aperitivo.

  • Famiglia Bianchi Chardonnay: Se caracteriza por sus aromas a frutas tropicales como ananá y sus notas a durazno blanco, vainilla y chocolate blanco. Los leves ahumados de su crianza de 8 meses en barricas de roble le otorgan complejidad aromática y elegancia. Su entrada en boca es dulce-ácida, con buen volumen y untuosidad.

  • Los Stradivarius de Bianchi Chardonnay: Se destacan sus aromas a durazno blanco, ananá y dejos cítricos muy bien amalgamados con sus notas a vainilla características de la crianza en roble francés. Es un vino complejo, con una acidez vibrante y fresca, de muy buena complejidad y untuosidad. En su reporte 2019, fue destacado por el Master Wine Tim Atkin con 91 puntos y entre los mejores vinos argentinos.

  • María Carmen Chardonnay: En nariz, sus aromas remiten a cítricos y minerales muy bien amalgamados con notas a frutas como pera, manzana y durazno blanco. Es sumamente fresco y sofisticado, ya que los toques de vainilla y miel de su crianza en roble francés lo terminan de complejizar. En boca presenta muy buena acidez, untuosidad y estructura, con un final prolongado. Sin dudas, uno de los Chardonnay emblemáticos de la Argentina.

Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados