Mi Carrito

Vinos Blancos para Tomar en Primavera

Publicado por en

Con el comienzo de la primavera los vinos tintos estructurados y potentes -que tanto reconfortan en las noches de frío- dan paso a los ejemplares de cuerpo liviano, frescos y fluidos. En esta época del año –y también en los meses de verano- los vinos blancos para disfrutar a bajas temperaturas son los protagonistas indiscutibles en comidas, celebraciones y encuentros.

¿Qué estilo de vinos blancos se recomienda tomar en primavera?

Los “blancos de primavera” son muy distintos a los blancos atemporales, de gran cuerpo y paso por barricas de roble, que se beben en cualquier momento del año. Estos vinos se caracterizan por ser especialmente livianos, expresivos, frutados, ricos, agradables y fáciles de tomar.

¿Con qué variedades están elaborados estos vinos?

Afortunadamente, la Argentina tiene un amplio abanico de cepas blancas cuyo consumo es ideal para acompañar la primavera y el verano. Entre ellas, las más famosas son las variedades Torrontés, Viognier y Chardonnay -sin paso por madera-; y si bien los vinos elaborados a partir de sus uvas siguen un mismo estilo, cada una tiene particularidades que las hace muy especiales.

  • Torrontés: Es el único cepaje autóctono del país, una cruza entre la uva española Moscatel de Alejandría y la criolla norteña. Es sumamente expresivo en nariz, sus aromas remiten a frutas tropicales, ananá, pomelo, durazno y a flores de verano. En boca es sumamente frutal, expresivo y muy ligero.

  • Viognier: Es una variedad potente y aromática, con notas a duraznos blancos, a flores y a especias dulces. En boca ofrece baja acidez, y en algunos casos, amargor y cierta astringencia.

  • Chardonnay: Es un cepaje extremadamente versátil cuyos aromas varían de acuerdo al clima donde se coseche: remiten a piñas maduras y frutas tropicales en lugares cálidos, y a manzana verde y hasta cítricos en zonas más frías.

¿A qué temperatura se recomienda tomar un vino blanco?

Los blancos de primavera son elaborados a partir de variedades de uva cuyos aromas y sabores no son opacados por las bajas temperaturas de servicio recomendadas (entre 7 y 9°C).

Asimismo, los blancos jóvenes de cuerpo medio se disfrutan mejor entre 9 y 10°C y los de cosecha tardía entre 8 y 10°C.

Mejores vinos para la primavera

  • Don Valentín Lacrado Torrontés: Es un vino joven, por lo tanto, expresa toda la frescura característica de este varietal con aromas delicados a frutos cítricos y florales como al jazmín. En boca es voluminoso, armónico y de acidez equilibrada.

  • Bianchi Varietales Chardonnay: Es un vino fresco, muy aromático, con notas a frutas frescas como manzana verde y cítricos muy bien balanceados con toques de frutos tropicales. Presenta una leve sensación de dulzura, con acidez vibrante y estructura media.

  • Famiglia Bianchi Chardonnay: Es un blanco atemporal que también se disfruta en primavera. Se caracteriza por sus aromas a frutas tropicales como ananá y durazno blanco, a las que se suman notas a vainilla, chocolate blanco y leves ahumados que le otorgan complejidad aromática y elegancia. Su entrada en boca es dulce y ácida; es un vino fresco, atractivo y complejo.

  • Famiglia Bianchi Viognier: Es un vino seductor con aromas florales y frutales entre los que se destacan las notas a jazmín y durazno blanco. Un ejemplar fresco, de carácter varietal único que se amalgama perfectamente con sus toques minerales. Tan intensa en su expresión floral y frutal que su leve paso por roble queda apenas perceptible, logrando así un equilibrio perfecto. En boca es potente, con una acidez refrescante y muy buen cuerpo.

  • Famiglia Bianchi White Blend: Es un corte de Chardonnay, Viognier y Moscato Bianco. Se distingue por sus aromas a frutos tropicales y durazno blanco, entremezclados con dejos cítricos característicos del Moscato. Asimismo, presenta interesantes notas minerales y aromas a flores blancas aportadas por el Viognier, mientras que el Chardonnay termina de armonizar el blend.

  • Marló Blanco Dulce: Para quienes prefieren los vinos dulces, la mejor opción para la primavera es este corte de Torrontés, Sauvignon Blanc y Moscatel de Alejandría. Posee aromas frutales y florales típicos de las variedades que lo componen, una acidez equilibrada y un agradable sabor dulce y fresco.

Maridajes con vino blanco: ¿con qué combina mejor?

En líneas generales, los blancos de primavera maridan muy bien con las comidas livianas y frugales, como pescado grillado, sushi, ceviche, tiraditos, ensaladas y sándwiches a base de pollo.

Pero si de cepajes hablamos, el Torrontés es perfecto para acompañar comidas chinas, platos picantes de estilo thai, y por supuesto, las empanadas, tamales y humitas típicas del Noroeste argentino (NOA). Por su parte, el Viognier combina muy bien con curry de pollo o pescados grasos grillados; mientras que el Chardonnay armoniza con salmón a la parrilla, pollo asado y mariscos crudos marinados en limón.

¿Por qué elegir estos vinos?

  • Por beberse a menor temperatura que otros estilos de vinos, los blancos livianos y frescos son ideales para los días cálidos de primavera.

  • Son versátiles y van muy bien con los platos frescos e informales que se comen en esta época del año.

  • También son ideales para beber como aperitivo.

  • Están de moda entre los consumidores de todo el mundo.

  • Generalmente, no suelen ser vinos costosos.


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados